19 may. 2008

Lectura para la semana del 19 de mayo.

"...El reclamo, la queja la indignación son apelaciones a un poder paterno materno que debería proveernos de lo que necesitamos. Pero no se construye democracia con esa actitud de menores de edad. si nos planteamos la pregunta, la pregunta del momento, la más adecuada, "¿qué hicimos nosotros para merecer esto?", la respuesta probablemente será un correcto "nada". Un "nada" que no nos libera de responsabilidad, sino que, por el contrario, pone en evidencia el grado de nuestra responsabilidad. Y no se trata de decir que somos todos culpables, porque la "culpa" es una categoría que afecta al pasado y nos esclaviza. Tampoco se trata de borrar las diferencias entre los que han actuado como delincuentes y los que no lo hicimos.

La responsabilidad es nuestra categoría salvadora porque es el único punto de apoyo sobre el cual puede basarse la construcción comunitaria que debemos impulsar, la única salida posible. resistirse a la noción de responsabilidad es querer seguir reclamando, tal vez por querer continuar con la ilusión de que existe un padre o una madre que algún día nos va a oír y nos va a dar lo que necesitamos. o porque es agradable descargarse y parecer bueno. es lindo ser chico, pero no sirve para llevar una vida plena, para conseguir trabajo, vivir una gran amor, tener hijos, desarrollar proyectos que se hagan realidad. HAY QUE CRECER. ¿Qué hicimos nosotros para merecer esto?. lo repito: nada. O, en todo caso, no lo suficiente".

Tomado de Argentina Impotencia . Autor: Alejandro Rozitchner - De la producción de crisis a la producción de país.-

Publicar un comentario