28 may. 2008

Editorial

Carta abierta a la Señora Presidenta de la Nación argentina

"La buena tierra que han de poseer"

Deuteronomio.

Lectura Bíblica en Tedeúm, 25 de mayo de 2.008. Salta. Argentina.

Quienes estudiamos las Instituciones y las reconocemos como puntos nodales consolidadas para la mejor funcionalidad del todo social sabemos de la necesaria estabilidad institucional y de sus vigorosas raíces forjadas en el pasado. Sabemos también, que su legitimidad no se discute puesto que representan valores indispensables para la supervivencia del cuerpo social. Conocemos que la estabilidad institucional se consigue mediante controles externos (de carácter jurídico o moral), o internos (tales como la conciencia del deber, los sentimientos patrióticos o religiosos,etc.). Allí los papeles sociales hay que comprenderlos como intrínsecamente unidos a las posiciones o status que se ocupan y cada puesto social demanda el cumplimiento de un conjunto de expectativas definidas (rol).

Podemos afirmar quienes trabajamos estos contenidos que en todo proceso de conformación y transformación de los sujetos, se manifiesta activamente la influencia de las estructuras institucionales. Estas ofrecen al análisis cuatro aspectos típicos a considerar para entender esta Carta:

a) una base material, compuesta por su sede edilicia, mobiliario, instrumental y todo aquello que físicamente necesita para funcionar:

b) un núcleo de sentimientos y actitudes que constituyen su fuente energética, la que asegura su supervivencia;

c) elementos simbólicos que la identifican y representan los valores que asume;

d) una tradición oral y/o escrita que se RESPETA y otorga continuidad histórica.

En continuidad con el hilo de este razonamiento, la sociedad en sentido total puede verse como un conjunto de instituciones que la vertebran. También es evidente que no pensamos en instituciones de un modo estático sino que aludimos a ellas de manera dinámica, lo cual involucra la referencia procesos, funcionamientos y producción. TODO ESTO CONDUCE A LA IDEA DE ORGANIZACIÓN SOCIAL.

Nuestra Presidenta y su esposo desde que asumieron el PODER han confrontado siempre con estos "aspectos" que garantizan la fuente y el vigor social para que las instituciones permanezcan - aún cambiando - y regulen la vida del pueblo argentino en forma organizada y predecible.

Es la segunda vez en la corta trayectoria del matrimonio "K" que INVADEN la recordación histórica del 25 de mayo de 1.810 y haciendo uso y abuso de PODER que no reconoce límite, contaminan un Acto Patrio con arengas que en nada se parecen a las verdaderas intervenciones socio -económicas -políticas y culturales de aquellos hombres de mayo. Si abrevamos en crónicas históricas, con claridad se advierte que "en aquel tiempo histórico" se marcaban divisiones y des - encuentros. Saavedristas, Morenistas,etc no respondían a la misma matriz pero tuvieron la grandeza de hermanarse en una Mística común: LA PATRIA LIBRE Y SOBERANA. En honor a aquellos hombres y mujeres que HICIERON LA NACIÓN ( no encontraron nada hecho), a aquellos que lo construyeron desde el lugar de los valientes; me atrevo a preguntar a la Señora Presidenta con el mayor de los respetos:

¿Quién le dijo a usted y a su esposo que son los SALVADORES DE LA PATRIA?.

¿Por qué co - gobiernan luchando con fantasmas del pasado y con una visión de paisaje social que ha mutado en todos sus aspectos y PARA BIEN; por ello hay conclictos?.¿Quién la convenció, Señora Presidenta que usted y su esposo son los NOMINADOS por "el logro más importante el haber vuelto a recuperar el orgullo de pertenecer de la patria" sic. (discurso en Salta).; olvidando a otros presidentes constitucionales que con aciertos y desaciertos contribuyeron a la vida democrática pues también fueron elegidos por el pueblo?.

¿Quién la convenció, Señora Presidenta que Ustedes son los "iluminados" que al decir el 25 de mayo de 2.003 "que nos podíamos poner de pie", lograron el milagro argentino?.

¿Quién le dijo que a los "algunos "..."que pensamos"nos pueda, el gobierno, "PEDIR CONDICIONES PARA RENDIR HOMENAJE A LOS HOMBRES DE MAYO" sic. Discurso en salta.

¿Quién la convenció de que únicamente usted y su esposo son los que "no tienen colonizadas las ideas" y todo el pueblo sí, todo el pueblo padece - para Usted - algo así como un sindrome de "coloniaje intelectual?. Tendrá Señora Presidenta que hacer la mirada inversa porque, lo que atribuye nos sucede a TODOS creo que les pasa a USTEDES.

Así, subida en un pedestal desde donde mira a la Argentina para ver lo que quiere ver porque la complace y alimenta su ego, está perdiendo de vista la realidad Señora (se lo dice una maestra). Y, la realidad es ese pueblo "uniformado con gorritos blancos" que estaba en Salta y que no ocultaban su falta de fervor y de entusiasmo. La realidad es ese grupo social a quien usted no se estaba dirigiendo porque lo ignoró desde el gesto, la mirada y el discurso. Salvo nombrar a GÜEMES,nada dijo al pueblo que la recibió con grandeza y obediencia. La realidad Señora es, el malestar social que su falta de sentido común le impide percibir, la realidad es lo que el PUEBLO SOBERANO DEMANDA y esa dificultad para interpretar la hace a- parecer cada vez más lejana de quienes dice re - presentar y que no oye ni escucha. La realidad Señora Presidenta es que la mitad o más de la mitad de las personas que fueron al acto en Rosario no estaban con y por el campo, estaban y van a seguir estando donde encuentren un canal para expresar su descontento dado que Su Gobierno y el de su esposo faltan a la verdad, han ignorado e ignoran lo que en la Constitución se denominan "PACTOS PREEXISTENTES". No entiendo por qué Usted cree que la pareja "K" está escribiendo la historia, no lo entiendo ¿cómo van a escribir la historia sin incluir a los protagonistas que - en este caso - venimos a ser los "algunos" de su discurso en Salta?

Lo que antes escribo pretende decirle respetuosamente que hay un pueblo que no confía y está cansado de vivir convulsivamente desde el año 2.003. Si el orgullo nacional es la macro economía, la re - distribuciones no se notan Señora, no se ven ni se sienten en la calidad de vida de los pueblos del interior donde yo vivo. El pueblo argentino quiere cifras verdaderas cuando se habla de pobres e indigentes, quiere saber cuántos son los hermanos excluídos y qué se hace para lograr esa INCLUSIÓN de la que Usted habla; porque, salvo Planes y programas no se observa planificación a mediano y largo plazo que evite la administración del padecimiento de "algunos" argentinos con plenos derechos como Usted, como yo, como todos. Creo que a "esos pobres" Usted no los ve, tampoco advierte que hoy habemos nuevos pobres en esta "tierra elegida" que estamos irritados por tanta especulación, falsedad y contradicción. Sus discursos Señora van - creo yo - "para su lado", se escucha a sí misma y se regordea en un acto vanidoso aún cuando a veces intenta victimizarse. Y, las acciones - afirmo yo - van por otro canal que usted parece desconocer o no le facilitan verlo porque a quienes la asesoran les falta sentido común. Eso la pone en un lugar "dudoso" ante nosotros "sus representados" y, además deseo decirle que no NOS GRITE MÁS. Usted Señora NOS GRITA en cada discurso y ello obnubila a quien escucha y todo se parece a una ACTUACIÓN y no veo un intento mínimo de comunicarme - al menos a mí - algo. Nunca sentí en lo personal que usted me comunicara algo. Siempre sentí que intenta MANDARME, imponerme su posición e ideología y a ello no lo acepto porque soy democrática por esencia.

ELLO ME HABILITA PARA ESCRIBIRLE ESTA CARTA.

Tengo Señora, una percepción casi esquizofrenizante de la falta de coherencia entre palabra y acción de las gestiones de su esposo y de la suya, ello me molesta como también me molesta este "juego perverso" entre el campo (al que apoyo) y el Gobierno que parece un juego de chicos caprichosos e irresponsables que no pueden darse cuenta de los efectos que en el interjuego institucional tienen.

La invito a leer - con todo respeto - el texto bíblico que en Salta la interpeló Señora Presidenta, pero trate de "Desmenuzarlo" para descubrir allí párrafos como el que sigue: "...no suceda que comas y te sacies...y se enorgullezca tu corazón... Y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza...". Deuteronomio.11,12...

La Palabra está dirigida a nosotros, a todo el pueblo de Dios y no a Usted solamente, pero - creo - que a un pueblo al que se lo hace rehén del pensamento único se lo condena por omisión no por inacción y ESO ES EXCLUYENTE. Estoy segura que Usted no quiere eso, estoy segura que Usted reflexionará con maternal sentido en qué consiste su liberadora tarea de gobierno, estoy convencida que incorporará la humildad como puente para que el desconcierto y el desánimo mute en esperanza colectiva y nos facilite madurar como pueblo organizado y unido. Asi será, sin duda.

Y, con su permiso Señora quiero preguntar al Señor Gobernador de mi provincia, de Entre Ríos: ¿A quién representa?; ¿al pueblo que lo votó o está obnuvilado por la obsecuencia?. Debe replantearse - Usted puede ayudarlo - nuestro gobernador que cuando se pronuncia fuerte muy fuerte el espíritu Federal están soplando vientos de cambio.

Señor Gobernador , usted debe explicarnos a los entrerrianos ¿Por qué no estuvo el 25 de mayo donde debió estar según su rol?. Y, en todo caso, si allí no quería que lo vieran participar, hubiese hecho Patria en una escuela.

Gracias Señora Presidenta y disculpe mi apasionamiento, en eso somos mujeres parecidas por lo tanto interpretará por qué escribo lo que escribo.

Rita jacobo

La Paz Entre Ríos. Argentina.
Publicar un comentario