5 feb. 2008

Nuestros Constituyentes y la Reforma de la Constitución.

"Somos conscientes de nuestros males, pero nos hemos desgastado luchando contra los síntomas mientras las causas se eternizan".
Gabriel García Márquez.-

Nuestros constituyentes están redactando el reglamento para poder sesionar con orden. ¡¡Qué cosa!!!, este es el país de los reglamentos. Hay que hacer reglamento para todo y todavía no sabemos para qué pues al fin y al cabo ellos mismos admiten que para "acotar los tiempos" han tomado el modelo del de sesiones de diputados. La Constitución es clara respecto a las obligaciones y responsabilidades de los Constituyentes y, aunque DICEN que no les llevará tiempo la redacción están en eso: REDACTANDO UN REGLAMENTO que por supuesto me quedan dudas que lo cumplan todos

ADEMÁS ADMITEN "QUE ES IMPOSIBLE DETERMINAR QUE LA ASISTENCIA A LAS SESIONES SEA OBLIGATORIA". (lo dijo hoy un Constituyente por La Paz Dr Fernando Báez), pero entonces????, porque no lo dejamos así nomás. Si está la posibilidad de no asistir a las sesiones ;por favor dejemos todo como está y no nos hagan opinar en los medios. Yo cuando participé hoy en la FM Río le dije al Doctor Báez que consenso no significa que todos estén de acuerdo sino que implica el respeto por la decisión de la mayoría con la mirada puesta en la ciudadanía. ¿qué creen me contestó?, que hay MILES de definiciones de consenso y que respetaba la opinión de la oyente pero que él pensaba otra cosa. Pero digo, se trata de lo que uno piensa, cree o siente desde lo personal o particular o se trata de entender que están por legislar para todos. Parece que participar los ofusca y - por supuesto - luego dicen que van a dar más espacios para debate y opinión de las personas.

Bueno yo QUIERO PARTICIPAR y debe escuchar el Constituyente mi opinión y la de los otros pues somos los interesados y, además los que les concedimos el espacio

La crisis institucional que vive nuestro país es en definitiva una crisis de autoridad y ello no se soluciona con reglamentos o mano dura.

Se soluciona con "gestos" comprometidos de acuerdo al lugar que les ha sido conferido y esos gestos deben determinar espontáneas respuestas en beneficio del Bien Común. Pero si vamos a gastar dineros públicos para reformar LA CARTA MAGNA que si se la analiza reglamenta la vida de un país y de las provincias nos vamos de papel en papel y acciones concretas nada.

Ya tuvimos la primera "falta a la promesa", cuando votamos votamos TODO en un mismo ACTO y lo prometido era: Constituyentes aparte. Por ello saquemos conclusiones ¿qué van a debatir?, ¿qué van a consensuar?, NADA, si son amplia mayoría. Es una pena. Estamos como queremos, ojalá me equivoque pero la verdad tenía otras expectativas .

Debe saber el constituyente que el elector es considerado soberano en una democracia, ¿pero soberano de qué?. Al darnos la posibilidad de elegir no se nos pregunta qué queremos sino a quién queremos. se nos permite descargar sobre alguien nuestras responsabilidades y deberes con respecto al grupo ciudadano. Cuando pusimos el voto en la urna adquirimos una parcela de poder. Eso nos da - por qué no decirlo - cierta tranquilidad de conciencia: cumplimos con "el deber ciudadano" y podemos ir a dormir la siesta tranquilos. Entonces si no queremos que se nos observe así, debemos permanecer atentos y despiertos porque no necesariamente los que se llevaron la mayoría son garantes del respeto de las voluntades colectivas.

La democracia sigue siendo, en el mejor de los casos -imperfecta. Entonces hay que estar atentos, ejercer vigilancia y participar en serio y, para mí participar en serio no significa hablar un rato por radio, significa que me escuchen, me respondan de manera no condescendiente y me digan además de los QUË, los POR QUË. Hay que educar al soberano.

...qué suerte tengo esta página.
Rita Jacobo.

Publicar un comentario