4 abr. 2008

Respondemos a un visitante con un Editorial .

El valor de las palabras - Pedagogía de la presencia.

R.J.

Como todos los años asistí a la recordación del aniversario de lo que en la página de efemérides se denomina GESTA de Malvinas. allí estuvimos y estaremos siempre aún cuando todavía no entiendo (yo) por qué llamar ex combatientes o veteranos a quienes fueron llevados a la guerra cuando aún eran adolescentes. Por ello acompañamos a este grupo humano que vieron morir a sus pares allá por 1982 y que siguen buscando un sentido a las pérdidas de amigos o compañeros en el transcurso de estos 26 años y ven el deterioro emocional profundo de muchos otros y el consecuente impacto en todo el grupo familiar o de pertenencia.

Para curar heridas tan profundas los actos no tienen valía (digo yo). Sí, es interesante, ver lo que despiertan los discursos y gestos de los que van por que lo consideran un imperativo ético, otros porque (no les queda otra), (ocupan un cargo), otros - como yo - que andamos buscando respuestas para ellos y que seguro nunca serán las que ellos desean o esperan y otros porque de verdad sienten una movilización casi militar al escuchar la marcha y por supuesto los integrantes de las denominadas Fuerzas. Yo voy porque tenía 29 años cuando los ví marchar sin que les preguntaran si deseaban ir , digo los ví marchar camino hacia la insensatez de unos pocos. En el acto hubo tres oradores. el central Rector de la EET N.1 España Profesor Raúl Beltzer, y dos soldados sobrevivientes de aquel hecho. perdón pero no lo puedo denominar acontecimiento.

Parece que muchos se ofendieron o sintieron heridos por las palabras del profesor. en realidad él leyó un discurso con convicción, yo no opinaré sobre la línea ideológica que lo animaba porque no me puse en calidad de evaluadora. Repito el discurso fue MB en su calidad, convicción, no fue de tono o tinte emocional sino más bien una crónica y cumplió con una tarea que le fuera asignada. Desde luego que estaba como Rector y Profesor pero ello no amerita que se juzguen las palabras de un invitado que al otro día hubo de salir a dar explicaciones en todos los medios. Es verdad que hubo gente que se bajó del palco y otra que se retiró del acto. en realidad yo quiero contestarte (Juan )-creo que así firmás- que nuestro país tiene años de posturas maniqueas y siempre están los buenos y los malos como en una película. Pero Malvinas no fue ni es una película y los actores ya no son los mismos por una cuestión cronológica y muchas otras de la vida vital amplia. El profesor cuestionado debe haber sido muy jovencito cuando los niños - adolescentes fueron llevados a Malvinas, entonces no tiene otra que recurrir a las crónicas de la Historia y citar fuentes bibliográficas y testimonios de relatos vivos.. Qué cómo y por qué las elige no puedo responderlo, eso lo dijo MB él en los medios casi con cierta humildad hoy por la mañana. Yo lo escuché en dos medios casi como pidiendo disculpas y no creo que se deba abusar así de un docente que tuvo la hidalguía de decir presente cuando la comisión de fiestas patrias lo designó (creo que todavía funciona así). No creo que él haya elegido ser el orador principal.Pero convengamos NO HAY MUCHO PARA ELEGIR, se sigue escribiendo en términos de buenos y malos.

Los que allá por 1982 eran soldados también están posicionados en diferentes veredas basta con escuchar como hablan y saber que no logran un argumento que los una. También son secuelas - pienso - de una situación que nunca podrá ser asimilada como buena porque no optaron, lisa y llanamente los llevaron.

Quiero que entiendas que mi editorial refiere a las palabras del orador que parecen haber molestado a algunos presentes y que estoy distinguiendo muy bien el que era soldado raso en aquel momento de la historia de quien eligió la carrera militar. Los ideales no pueden ser los mismos aún cuando los animó el "amor a la patria" o la defensa de las cosas nuestras.

Entonces aquí mi conclusión en positivo. las personas están escuchando y oyendo, lo que quiere decir que comprenden un contenido y el valor de las palabras. ESO ES AUSPICIOSO EN ESTE MOMENTO HISTÓRICO EN QUE PARECEMOS CASI ANESTESIADOS.

Ello a mi juicio anuncia vientos de cambio.

En mi caso particular encontré algunas respuestas en el tercer orador espontáneo, un ciudadano que fuera soldado, que estuvo en malvinas en 1982 y que vive en Santa Elena.

Dijo: "¿dónde están los otros?" , anunciando que "faltaron" al acto sus pares. y...las ausencias también dicen o mejor expresado HABLAN. También dijo: "cuando nos llevaron nosotros nos creíamos campeones y así nos fuimos a la batalla", y luego "aquí no importa recordar si entraron en combate o no, esas son cosas militares".

Esas frases todavía repican en mis oídos y no el discurso del profesor y también las palabras del segundo orador (soldado también en aquel tiempo) - que empezó diciendo.

"quiero agradecer a la sra Rosa Schaller que cada año nos invita, quiero agradecer porque cuando nos llama para que nos encontremos ;NOS ACARICIA EL ALMA."

ASÍ JUAN QUIERO EXPRESAR QUE NO TE OCUPES DE LAS SENSIBILIDADES IDEOLÓGICAS Y LOS IMPACTOS MEDIÁTICOS QUE PRIVILEGIAN UNOS POCOS. DALE A ESAS FRASES QUE YO GUARDO PARTICULARMENTE EL VALOR QUE DEBEN TENER Y TIENEN LAS PALABRAS. Y, ESAS FRASES SE DIJERON EN LA PLAZA ESE DÍA EN EL ACTO . Espero entiendas .Si tan sólo están pidiendo verse todos y que les acaricien el alma. No es poca cosa verdad.

Rita

Publicar un comentario