21 abr. 2008

Editorial

La doble escolaridad

La Ley Nacional de Educación establece en su articulado que "las escuelas primarias" serán "de jornada extendida o completa".
Este enunciado está lejos de cumplirse todavía, pues únicamente el 5,4 por ciento de alumnado del país concurre a establecimientos organizados según esa modalidad.
Sólo en la ciudad de Buenos Aires la situación es distinta porque cuenta con el mayor número de escuelas de jornada completa, en las que se está matriculando algo más del 30 por ciento de alumnos de la jurisdicción.
En ello influye, por otra parte, un alto número de colegios privados que han optado por esa oferta educativa.

La doble escolaridad no es un tema nuevo. pueden debatirse los beneficios o perjuicios de la generalización de la jornada completa, cuestión que debió hacerse antes de sancionar la norma, pero es conveninete puntualizar que su eventual expansión sería posible si se resolvieran ciertos condicionamientos de otro carácter.
Estos son la incorporación de personal docente de variadas especialidades y la búsqueda de soluciones a otras exigencias de infraestructura y equipamiento que se plantearían, todo lo cual reclama mayor financiamiento.
El examen del problema pedagógico de la Jornada completa se vincula con los componentes esenciales del proceso educativo formal.. por eso las posiciones que se perfilan expresan las distintas perspectivas con que se enfoca el problema ya sea que se lo plantee a partir de las necesidades del alumno, de las demandas de los padres o de las presiones de la realidad socioeconómica (con sus fluctuaciones de tiempo y lugar).

Si la misión de la escuela es ofrecer lo mejor para la formación de los alumnos a fin de darle una educación que aspira a ser integral, una cuestión elemental llevaría a suponer que un mayor número de horas de actividad escolar permitiría acceder a mejores logros en los aprendizajes. No obstante, debe tenerse en cuenta que la calidad de los conocimientos, habilidades y destrezas por adquirir no responden sólo A LA CANTIDAD DE HORAS DE DEDICACIÓN, SINO AL EMPUJE DE LAS MOTIVACIONES, y en este punto asoman los riesgos de saturación y tedio como enemigos de la permanencia del alumno en doble turno.

Es menester, entonces, diseñar una planificación que satisfaga otros intereses culturales, deportivos, técnicos, además de dejar también que los educandos gocen de un margen de libertad y espontaneidad para descansar y elegir lo que desean hacer sin ser sometidos a un sistema de contínuas obligaciones sobre materias no fundamentales y ajenas a sus intereses..

La escuela que ofrezca ese cuadro ampliado de posibilidades recibirá la aprobación de los padres. supondría también para éstos un compromiso renovado de consagración de sus hijos y a un frecuente contacto con la escuela en el tiempo restante; de lo contrario, se estaría facilitando un inaceptable vaciamiento de los deberes familiares.

En suma, la transformación que supondría una escolaridad extendida reclama adecuada implementación,organización y ejecución, con un control contínuo de los resultados que se alcancen. es indispensable apreciar, también , que el objetivo de promover una educación más completa que favorezca la inclusión social de tantos menores que lo requieren agudizará las diferencias de la oferta educativa durante el tiempo que lleve la puesta en marcha de una escuela así concebida, hasta que las oportunidades se nivelen equitativamente en el país. Este período, por lo tanto, tiene que ser lo más reducido que sea posible.

Entre Ríos tendrá que tener en cuenta algunas premisas como ésta en el debate y el principal factor será el de Instituir definitivamente el federalismo en el tema educativo formal pues no se puede implementar en todas las provincias lo que "le viene bien a Buenos Aires" y sin presupuesto, menos aún.

Hay que pensar de nuevo y con independencia para...garantizando lo que es imprescindible como convergencia cuide las necesarias divergencias que los contextos muestran.

21 de abril de 2.008.-

Publicar un comentario