13 mar. 2009

28 DE FEBRERO DE 2009: recuerda "la misión".

ESTAMOS EN CUARESMA POR ESO TE ENVIAMOS ESTOS "SUSURROS" DESDE ALETHEIA.

El demagogo rehúye todo debate clarificador

Todos cuantos cargados de razón, esperaban que al llegar la democracia se discutirían a fondo y en público los grandes problemas, se haría una labor crítica de la gestión pública y se evitaría así la corrupción estamos no poco decepcionados. Nunca se debatieron menos las cosas que ahora,y,cuando se hacen críticas serias de algún procedimiento, los responsables adoptan una de estas dos actitudes, a cada cual más estéril y cínica:o hacen oídos sordos, con gestos displicentes, o se revuelven para sugerir al pueblo, a través de los grandes medios de comunicación, que los críticos son personas malévolas y falaces.

Es un hecho que en nuestra democracia no existen debates auténticos.Algunos programas radiofónicos y televisivos intentaron y siguen intentando montar algunos diálogos.En ciertos casos, se trata de pretextos para airear ciertas ideas, ofrecer ocasión propicia a unos personajes para mejorar su imagen ante el gran público y dejar a otros en situación desairada. A veces, puede observarse que algún coloquiante no atiende siquiera a lo que dicen los demás;se halla solo pendiente de la imagen que está ofreciendo al oyente o al espectador.Actualmente, casi no existe espacio alguno dedicado a la confrontación seria de opinones.

Da la impresión, a juzgar por declaraciones de ciertos políticos, que se considera suficiente haber obtenido los votos necesarios para poder gobernar.Una vez en el poder el pueblo no es autor de la vida política, ni siquiera actor, sino mero espectador sufrido de cuanto los políticos elegidos decidan hacer ,decir y decidir. Los representantes del pueblo se sienten eximidos de explicar a éste, en todo momento, las razones profundas por las cuales deciden llevar al país a una u otra meta. Actúan de modo autárquico, y muy de acuerdo en cuanto comparecen en público para autofelicitarse por los éxitos obtenidos. Si alguien opina que , en vez de éxitos, deberían hablar más bien de fracasos, no se les muestra con la realidad en la mano que está equivocado y debería informarse mejor, se moviliza todo elpoder de que se dispone para desfigurar su imagen y desvirtuar de ese modo sus afirmaciones. El pueblo se queda desconcertado, y llega a la convicción de que lo decisivo para los responsables de la cosa pública no es tanto clarificar las cuestiones cuanto mantener incólume la propia imagen y afirmarse al poder.

ESTAMOS EN CUARESMA: DESDE ALETHEIA TE SUSURRAMOS
"empobrecer es una táctica para dominar".

Que cada uno de nosotro/as estemos alerta para cumplir LA MISIÓN.

Estamos en cuaresma, clarificar las ideas y desocultar la corrupción;también es la misión.

r.j

Publicar un comentario