11 sep. 2012

EDITORIAL


HOLA CARLOS SALINAS, QUE ANDEN TODOS BIEN. HOY ES SIETE DE SEPTIEMBRE DE 2.012  Y ME SURGIÓ ESTE EDITORIAL DESPUÉS DE ESCUCHAR TU PROGRAMA DEL DÍA Y TRATAR DE "DIALOGAR" CON LOS DISCURSOS DE TUS INVITADOS. UN ABRAZO RITA.-


CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA Y ÉTICA PLURALISTA.-

   La educación moral es una condición primordial para profundizar y avanzar en la convivencia democrática. En todas sus facetas, la democracia es un sistema de fuerte contenido moral, ya que permite plantear de forma más justa, solidaria, participativa y plural los conflictos que se generan en la vida en sociedad. Más aún, la democracia, como proceso de diálogo que permite tratar conflictos y adoptar colectivamente ciertos principios y normas, supone un elemento riquísimo para la educación moral y cívica. Éstas hacen posible que los niños y jóvenes se conviertan en auténticos  ciudadanos, en la medida que rechacen la pasividad y sean capaces de decidir autónomamente lo que es correcto y lo que es bueno, superando la lamentable situación generada por un Estado paternalista que deja como saldo un ciudadano dependiente, criticón - que no es lo mismo que crítico - ,pasivo, apático y mediocre; alejado de todo pensamiento de libre iniciativa, responsabilidad o empresa creadora. Un ciudadano que no se siente protagonista de su vida política, ni tampoco de su vida moral y cívica, cuando lo que exige un verdadero estado de justicia es que los ciudadanos se sepan artífices de su propia vida personal y social. Ello, desde luego exige MODELOS DE CONDUCTA que deben DEMOSTRAR quienes están circunstancialmente en roles y funciones de Gobierno.
   Sin embargo, en una sociedad cada más plural como la nuestra no resulta fácil determinar cuáles son los valores que deben enseñarse, o quién debe indicar lo que es JUSTO o BUENO (las dos principales categorías éticas que conozco). En este sentido se ha evolucionado desde sistemas de valores excluyentes, dogmáticos, tanto de orientación religiosa como política entre otras, al extremo opuesto, que considera que los valores son tan relativos y subjetivos que "todo vale", sin que se acepten normas o criterios éticos de referencia. Este monismo y relativismo morales han de ser superados necesariamente por lo que se conoce como PLURALISMO AXIOLÓGICO, el cual consiste en establecer unos mínimos morales compartidos, ya que a partir de ellos resulta factible la construcción conjunta de una sociedad más justa. Basándose en esos principios mínimos, en respetar el derecho de que cada persona defienda y persiga sus ideales de felicidad: la moral cívica consiste, pues , en unos mínimos compartidos entre ciudadanos que tienen distintas concepciones del hombre, distintos ideales de vida buena; mínimos que les llevan a considerar como fecunda su convivencia. Pertenece a "la esencia misma de" de la moral cívica no identificarse en exclusiva con ninguna de las propuestas de grupos diversos, constituir la base del pluralismo y no permitir a las morales que conviven más proselitismo que el de la participación en diálogos comunes.
   Pero ¿cuáles son en definitiva esos mínimos morales? : tolerancia, libertad, respeto, paz, cooperación y solidaridad ,valores ampliamente contemplados en los contenidos curriculares de los distintos niveles educativos y, ello refuerza la validez racional de tales principios morales al realizar esta especie de "profesión de fe" : creo que podemos estar racionalmente convencidos de que los derecho humanos son algo respetable y defendible. Creo que podemos estar racionalmente convencidos de que cada persona es absolutamente valiosa, un fin en sí misma, y no puede tratársela como un simple medio ( o considerarse a sí misma así cuando ocupa una función pública).Creo que podemos estar racionalmente convencidos de que cada persona es una interlocutora válida, que debe tenerse en cuenta en las decisiones que le afectan. y creo, por último, que ninguna de estas convicciones puede generar en dogmatismo e intolerancia, porque compartirlas significa optar por el fomento de la autonomía, del respeto y del diálogo. ASÍ SE EDUCA. Nada de ello escuché de tus interlocutores de hoy, aún cuando uno de ellos habló de educación cuanto quiso y puso "la frutilla de la torta", diciendo que le va a contestar a la Concejal cuando tenga tiempo ...porque ahora LA GESTIÓN???? tiene otras prioridades. Caramba, las prioridades son las que el ciudadano desea conocer y no las que un funcionario decide o le pone un tiempo de 90 días  ("lo que legalmente corresponde" )SIC , para lo que importante transparentar. No doy nombres porque no voy a polemizar, simplemente es mi humilde contribución educadora. JACOBO, Rita Gabriela. 10.302.620. Profesora Superior en Ciencias de la Educación. Especialista en Gestión y Administración de las Organizaciones. 07 de septiembre de 2.012.

Publicar un comentario