30 nov. 2009

Lectura para las próximas semanas


La inteligencia emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones de la vida cotidiana, desarrollar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará más posibilidades de desarrollo profesional y personal.
Las emociones son impulsos para actuar, es decir, disposiciones para la acción. Estas tendencias biológicas - que están moldeadas por nuestras experiencias pasadas y nuestra educación (la historia personal y la historia social) - guían nuestras decisiones, trabajando en colaboración con la mente racional y permitiendo - o imposibilitando - el mismo pensamiento.

Del mismo modo que las luces del tablero de mandos de un automóvil se encienden e indican que ha subido la temperatura o queda poco combustible, cada emoción es una luz de tonalidad específica que se enciende e indica que existe un problema a resolver. Por lo tanto, las emociones son aprovechadas completamente cuando uno aprende qué problema específico detecta cada emoción y cuál es el camino que resuelve la situación detectada.

Es importante saber que el tono de la NOTICIAS que a diario vemos o escuchamos influyen notablemente en nuestras emociones, por ello en este tan particular "tiempo y paisaje social", los medios deben informar previniendo y cuidando la salud mental de todos los habitantes de una ciudad que se precie de ser anunciada como MUNICIPIO SALUDABLE.
R.J.

Publicar un comentario