24 dic. 2009

ENVIADO AL MAIL

DESDE ALETHEIA Y CON EL ALMA EN LA MANO QUIERO AGRADECER TANTAS SALUTACIONES Y BUENOS DESEOS Y LO HAGO DE ESTA MANERA GRATA, ¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!. RITA JACOBO.

ENVIADO AL MAIL

ENVIADO AL MAIL


Navidad:

Tiempo de ofrecer una mano

Tiempo de brindar una sonrisa…

AGMER Seccional La Paz desea

que todos celebren una navidad solidaria en afectos

y que el próximo año nos encuentre

con fuerzas renovadas en la defensa

de nuestros derechos.

Stella Tourn Liliana Forastieri

Secr. Adjunta Secr. General

AGMER La Paz AGMER La Paz

La Paz, Diciembre de 2009


DESDE ALETHEIA CON CARIÑO Y AGRADECIMIENTO A TODOS LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES QUE VISITAN NUESTRA BIBLIOTECA VIRTUAL Y NOS HAN ENVIADO HERMOSOS E MAIL. RITA

14 dic. 2009

¡¡¡Grande Dolina!!!!. Aletheia


LA AVENTURA DEL CONOCIMIENTO Y EL APRENDIZAJE

Dejar comentarioVer comentarios Enviar por e-mail
LA AVENTURA DEL CONOCIMIENTO Y EL APRENDIZAJE LA AVENTURA DEL CONOCIMIENTO Y EL APRENDIZAJE

La velocidad nos ayuda a apurar los tragos amargos. Pero esto no significa que siempre debamos ser veloces. En los buenos momentos de la vida, más bien conviene demorarse. Tal parece que para vivir sabiamente hay que tener más de una velocidad. Premura en lo que molesta, lentitud en lo que es placentero. Entre las cosas que parecen acelerarse figura -inexplicablemente- la adquisición de conocimientos.

En los últimos años han aparecido en nuestro medio numerosos institutos y establecimientos que enseñan cosas con toda rapidez: "....haga el bachillerato en 6 meses, vuélvase perito mercantil en 3 semanas, avívese de golpe en 5 días, alcance el doctorado en 10 minutos....."
Quizá se supriman algunos... detalles. ¿Qué detalles? Desconfío. Yo he pasado 7 años de mi vida en la escuela primaria, 5 en el colegio secundario y 4 en la universidad. Y a pesar de que he malgastado algunas horas tirando tinteros al aire, fumando en el baño o haciendo rimas chuscas.
Y no creo que ningún genio recorra en un ratito el camino que a mí me llevó decenios.

¿Por qué florecen estos apurones educativos? Quizá por el ansia de recompensa inmediata que tiene la gente. A nadie le gusta esperar. Todos quieren cosechar, aún sin haber sembrado. Es una lamentable característica que viene acompañando a los hombres desde hace milenios.
A causa de este sentimiento algunos se hacen chorros. Otros abandonan la ingeniería para levantar quiniela. Otros se resisten a leer las historietas que continúan en el próximo número. Por esta misma ansiedad es que tienen éxito las novelas cortas, los teleteatros unitarios, los copetines al paso, las "señoritas livianas", los concursos de cantores, los libros condensados, las máquinas de tejer, las licuadoras y en general, todo aquello que no ahorre la espera y nos permita recibir mucho entregando poco.
Todos nosotros habremos conocido un número prodigioso de sujetos que quisieran ser ingenieros, pero no soportan las funciones trigonométricas. O que se mueren por tocar la guitarra, pero no están dispuestos a perder un segundo en el solfeo. O que le hubiera encantado leer a Dostoievsky, pero les parecen muy extensos sus libros.
Lo que en realidad quieren estos sujetos es disfrutar de los beneficios de cada una de esas actividades, sin pagar nada a cambio.

Quieren el prestigio y la guita que ganan los ingenieros, sin pasar por las fatigas del estudio. Quieren sorprender a sus amigos tocando "Desde el Alma" sin conocer la escala de si menor. Quieren darse aires de conocedores de literatura rusa sin haber abierto jamás un libro.
Tales actitudes no deben ser alentadas, me parece. Y sin embargo eso es precisamente lo que hacen los anuncios de los cursos acelerados de cualquier cosa.
Emprenda una carrera corta. Triunfe rápidamente.
Gane mucho "vento" sin esfuerzo ninguno.
No me gusta. No me gusta que se fomente el deseo de obtener mucho entregando poco. Y menos me gusta que se deje caer la idea de que el conocimiento es algo tedioso y poco deseable.
¡No señores: aprender es hermoso y lleva la vida entera!

El que verdaderamente tiene vocación de guitarrista jamás preguntará en cuanto tiempo alcanzará a acompañar la zamba de Vargas. "Nunca termina uno de aprender" reza un viejo y amable lugar común. Y es cierto, caballeros, es cierto.

Los cursos que no se dictan: Aquí conviene puntualizar algunas excepciones. No todas las disciplinas son de aprendizaje grato, y en alguna de ellas valdría la pena una aceleración. Hay cosas que deberían aprenderse en un instante. El olvido, sin ir más lejos. He conocido señores que han penado durante largos años tratando de olvidar a damas de poca monta (es un decir). Y he visto a muchos doctos varones darse a la bebida por culpa de señoritas que no valían ni el precio del primer Campari. Para esta gente sería bueno dictar cursos de olvido. "Olvide hoy, pague mañana". Así terminaríamos con tanta canalla inolvidable que anda dando vueltas por el alma de la buena gente.
Otro curso muy indicado sería el de humildad. Habitualmente se necesitan largas décadas de desengaños, frustraciones y fracasos para que un señor soberbio entienda que no es tan pícaro como él supone. Todos -el soberbio y sus víctimas- podrían ahorrarse centenares de episodios insoportables con un buen sistema de humillación instantánea.
Hay -además- cursos acelerados que tienen una efectividad probada a lo largo de los siglos. Tal es el caso de los "sistemas para enseñar lo que es bueno", "a respetar, quién es uno", etc.
Todos estos cursos comienzan con la frase "Yo te voy a enseñar" y terminan con un castañazo. Son rápidos, efectivos y terminantes.

Elogio de la ignorancia: Las carreras cortas y los cursillos que hemos venido denostando a lo largo de este opúsculo tienen su utilidad, no lo niego. Todos sabemos que hay muchos que han perdido el tren de la ilustración y no por negligencia. Todos tienen derecho a recuperar el tiempo perdido. Y la ignorancia es demasiado castigo para quienes tenían que laburar mientras uno estudiaba.
Pero los otros, los buscadores de éxito fácil y rápido, no merecen la preocupación de nadie. Todo tiene su costo y el que no quiere afrontarlo es un garronero de la vida.
De manera que aquel que no se sienta con ánimo de vivir la maravillosa aventura de aprender, es mejor que no aprenda.

Yo propongo a todos los amantes sinceros del conocimiento el establecimiento de cursos prolongadísimos, con anuncios en todos los periódicos y en las estaciones del subterráneo.
"Aprenda a tocar la flauta en 100 años".
"Aprenda a vivir durante toda la vida".
"Aprenda. No le prometemos nada, ni el éxito, ni la felicidad, ni el dinero. Ni siquiera la sabiduría. Tan solo los deliciosos sobresaltos del aprendizaje".


ALEJANDRO DOLINA

10 dic. 2009

Convenio Municipalidad- Instituto D-52


El Convenio firmado entre la Municipalidad de La Paz y el Instituto Comercial Nocturno D-52 se realizó bajo la coordinación de ALETHEIA (asesoría pedagógica) que ha iniciado sus actividades de fomento de la asociatividad y redes inter - institucionales de carácter didáctico - pedagógico. La Paz Entre Ríos

9 dic. 2009

La Paz, Entre Ríos. 09 de diciembre de 2.009.

ALETHEIA anticipa a sus estimados clientes de instituciones gubernamentales, no gubernamentales, educativas, medios de comunicación y amigos que a partir del 15 de diciembre comienza sus vacaciones de verano.Por ello deben pasar a retirar los trabajos y certificados que aún no han sido retirados.
Gracias.


-------------------------------------------------------------

Hoy quiero compartir esta reflexión con mis vecinos, amigos y visitantes:

"....a veces asisto por la televisión a las inauguraciones de túneles, puentes, edificios. Esto es lo que suele suceder: muchas celebridades y políticos locales se colocan en fila y en el centro está el ministro o el gobernador del lugar. Entonces se corta una cinta y, cuando los directores de la obra vuelven a sus despachos, se encuentran en ellos varias cartas de agradecimiento y admiración.
Nunca se ve a las personas que sudaron y trabajaron por ello, que cogieron el pico y la pala, que se agotaron con el trabajo en el verano o que estuvieron al aire libre en invierno para terminar la obra;parece que se le asigna la mejor parte a quienes no derramaron el sudor de sus rostros.
Yo quiero ser siempre una persona capaz de ver las caras que no se ven, de quienes no buscan fama ni gloria y cumplen en silencio con el papel que les ha asignado la vida.
yo quiero ser capaz de eso, porque las cosas más importantes de la existencia, las que nos construyen, nunca muestran la cara". de PAULO COELHO. "COMO EL RÍO QUE FLUYE". 2.008 - 2.009.-

POR ELLO RECORDAR A LOS "QUE NO SE VEN" ES PARTE DE UNA CIUDADANÍA AGRADECIDA QUE RECONOCE AL TRABAJO COMO BIEN SOCIAL, POR ESO AGRADEZCO A QUIENES TRABAJAN CONMIGO Y NO SE LOS RECONOCE, "NADIE SE SALVA SÓLO, NADIE SALVA A NADIE, NOS SALVAMOS JUNTOS.
9 DE DICIEMBRE 2.009

4 dic. 2009

ALETHEIA INVITADA ESPECIAL

Presentación del Libro "Las Palabras de la Constitución"


Invitamos a Ud/s a la presentación del libro "Las palabras de la Constitución", de la Serie Constituyendo Ciudadanía de la Convencional Constituyente MC por la Unión Cívica Radical, Prof. Griselda De Paoli, y quien se desempeñara como asesora, Prof. Susana Hocker Londero, a llevarse a cabo el próximo jueves 3 a las 20 horas en el Salón de planta baja de la Biblioteca Popular de Paraná.

En "Las Palabras de la Constitución", editado por Dictum, las autoras realizan un recorrido centrándose en la figura de la Ciudadana/Ciudadano por una serie de conceptos que constituyen uno con aquella: habitante, pueblo, entrerriano, democracia, con la intención de buscar la dimensión que éstos han tenido y la que les otorga el texto vigente.

Un listado de declaraciones, derechos y garantías indica cuáles devienen de la Constitución de 1933 y cuáles corresponden a la reforma. Acompañan el listado definiciones que están insertas en los artículos, descripciones de organismos y algunas otras particularidades.

Forma parte de la publicación un texto de la Constitución reformada en el que pueden distinguirse el subyacente de 1933 y las modificaciones introducidas con la reforma 2008, referenciándose en el primer caso el número de los artículos originales y en el segundo las sanciones que dieron origen a su modificación o incorporación a fin de poder seguir el trámite a que estuvo sometidos y los proyectos sobre los que se produjo despacho.


3 dic. 2009

"Hay que pensar de nuevo"



ENVIADO AL MAIL

EL PULSO DOCENTE

Llegás a la escuela a las trece horas. El colectivo lleno te dejó aplastada en la esquina. El portero te saluda, ya con cara de desastre. ¡El padre de Chávez te está buscando: le pegaron a su hijo ayer a la salida de la escuela, acá, a dos cuadras! ¡Está hablando con la Directora!

Imperturbable, seguís a la cocina. Está la Vice-Directora pidiendo la entrega, para las 14 horas a más tardar, de una planilla de todos los chicos del grado discriminando número de documento, alumnos repetidores, situación socio-económica de los padres. Casos problemáticos y niños con enfermedades neurológicas. Una compañera te pasa, al mismo tiempo, la revistita de Violeta Fabiani. Otra, una hoja para que completen los que van a colaborar con el acto del 17 de agosto.

Una madre aparece. ¡Mi hijo no va a venir hoy porque tiene fiebre, ¿me da alguna tarea?! Rebuscás en la valija, salen algunas antigüedades vergonzosas. ¡Léale un cuento y que lo dibuje! ¡Que escriba la parte que más le gustó!

Toca la campana. Todos a formar. La Vice-Directora se olvida de venir. Tarda… Tarda… Los chicos se empiezan a poner molestos. Las maestras se miran. ¿No viene? ¡No viene? ¡Andá a llamarla!, le dicen a la que está más cerca de la puerta de la dirección. Pero la “Vice” está en el baño. Al fin sale. Con cara de mala gana les dice: ¡Si no se callan, les descuento cinco minutos de todos los recreos. Los estoy esperando… (Se invierten los papeles, ella nos espera a nosotros) ¿No se dan cuenta? El de la mochila roja, ¡¡se puede quedar quieto!!

En cada aula empieza a repetirse la vida cotidiana.

Poner la fecha. Abrir el armario que no abre. Sacar el cuaderno. No tengo punta. No tengo tiza. No tengo sacapuntas. Interrumpe el portero. Interrumpe la mamá de Mario Pérez.

Recreo. Golpes, juegos, golpes, hielo en la cabeza. El Servicio médico llega a tiempo.

Campana. Segundo round. Al aula.

Intento comenzar la clase que he planificado con antelación. Un hermoso cuento que mis alumnos sabrán valorar en plenitud. A los niños siempre les gustan los cuentos, salvo a estos chicos. Codazos, empujones, uno se cae de la silla y aplasta al compañero. Interrumpo el relato, no es grave el golpe, intento nuevamente retomar el cuento, noto que el interés se ha instalado: escuchan, acotan con preguntas interesantes y gestos de asombro. La puerta se abre y aparece Gladys, la portera, pidiendo la planilla completa porque la “Dire” la quiere ya… Entrego la planilla mientras la hermosa rueda que habíamos armado ya no existe. En un rincón, una pila de piernas y zapatillas; en el otro rincón, las nenas protagonizan una discusión, pelo en mano, sobre figuritas perdidas… ¿De quién es la figurita? Apelo a los recursos del Ministerio; luego de un rato, los olvido para retomar el clásico grito magistral… ¡Se sientan! ¡¡Cuento hasta tres…!!

Miro el reloj, el portero se olvidó de tocar la campana. No resisto más… yo también me quiero ir como los chicos.

Salimos al recreo: golpes, caídas, chichones, hielo, escupidas, ¿servicio médico otra vez? Tumulto en el kiosco. Un nene se hizo caca en los pantalones, me dice Norma. No saben si es de mi primero o del otro. (Que no sea mío, que no sea mío, que no sea mío… ¡Es mío!)

Cierro los ojos, aprieto los puños. Allá voy. No hay otro pantalón.

Buscar teléfono o dirección (urgente). Llamar a la mamá (hace frío). Tumulto en zona de baños: un nene se cagó. Parecen fans de Ricki Martin esperando autógrafo. El nene llora. Se esconde tras el inodoro. No quiere salir. Le da vergüenza. La madre, inubicable. Viene un hermano un poquito más grande. Trae un pantaloncito, no calzoncillo.. Toca la campana. Los fans de Ricki Martin se retiran. El nene se viste llorando y se va.

Entramos. Enseño uno más uno. Dos… dos… con palitos, con bolitas, con chapitas…. Material concreto, material representativo, material abstracto…

Luchar por enseñar, luchar por enseñar, limpiar, cobrar, correr, hablar, gritar, explicar, susurrar, actuar, repartir alfajores, galletitas, sandwichitos, papelitos. Firmar circulares, firmar circulares, escribir actas, cobrar cooperadora, recoger dinero de rifas, ordenar bancos, comprar empanadas, comprar pastelitos….

Si te pasa algo de esto, si al llegar a tu casa desfallecés en un sillón y tardás tres horas en recuperarte, si al encontrarte con otra maestra, los novios y maridos quedan como solos, porque ustedes hablan todo el tiempo de la escuela; si para pensar en lo que ocurre en un día necesitás cuatro: no te sientas sola.

Los maestros recepcionamos multidemandas y las resolvemos en forma urgente. Vivimos con una sensación de vértigo continuo. Acción sobre acción, que entretejen una práctica impregnada de hechos inconexos sin posibilidad de reflexionar sobre el propio trabajo, todo lo cual constituye un modo de alienarnos, desdibujarnos como trabajadores y como personas.

La escuela se ha constituido en un lugar para actuar, no para pensar. Como diría el psicólogo Fernando Ulloa, son tiempos de vivir a medias, donde impera el desconocimiento y la negación de las razones profundas que sustentan el malestar escolar, enraizado en un malestar social y cultural que lo sostiene.

¿Dónde está la salida? Hay cientos de puertas: me quedo en casa, que con mis chicos tengo suficiente; le pido a mi marido que le pegue a la Directora; le digo a los chicos que se dejen de molestar que mi papá es policía y encima más grande que el de ellos (y por eso estoy aquí); grito igual que ellos en un brote y les explico que soy neurótica- psicótica -estrambótica y entonces piden por favor que los cambien de grado y se van con esa bruja del B que nunca quiere planificar conmigo; los someto a algún extraño rito vudú, así salgo en los diarios y Mauro Viale me lleva a su programa y Chiche Gelblung me paga como a Mariana Nanis por la exclusiva y tiro por la borda el sueño de enseñar libremente para ayudar a las mentes libres.

Pará, serenate, tomate cinco minutos y tomate un té. Lidia Fernández, profesora de la Universidad de Buenos Aires, sostiene que “el dolor pierde poder enajenante si adquiere significado en un proyecto” y tenemos a mano el más importante: impedir que expropien nuestra dignidad. Eso, dignidad. Hasta mañana, chicos... Has-ta-ma-ña-na-se-ño-ri-tas.

Nora de Carlo y Mariana Caballero, Maestras de Grado y Profesoras de Ciencias de la Educación.

CUALQUIER SEMEJANZA CON LA REALIDAD ES PURA COINCIDENCIA (ALETHEIA) 02 de septiembre de 2.009.